¿Fue acertado el contrato firmado por Salvador Pérez?

0
1707

Luego que Salvador Pérez firmara una extensión de contrato por cinco años y US$52.5 millones, desechando el acuerdo establecido con los Reales de Kansas City hasta la campaña del 2019 con tres opciones de firma en 2017, 2018 y el propio 2019, no hay duda que se presenta una gran interrogante, ¿Fue acertado el contrato firmado por Salvador Pérez?.

El equipo que lo firmo al profesional en el año 2006 dio un paso importante para retener a uno de sus jugadores franquicias, como es el caso de Pérez, un receptor con 25 años de edad, ganador de una Serie Mundial y el MVP en dicha serie el año pasado.

No solo Salvador lleva un anillo de campeonato, también es poseedor de tres guantes de oro y ha participado en tres Juegos de Estrella, donde había cerrado un contrato por 5 años US$7 millones desde el 2012 hasta el 2016.

Con un mercado tan falto de buenos receptores que sean capaces no solo de lograr batear un promedio decente, sino también poder llamar el juego y manejar a sus pitcher de manera acorde, siendo ambos puntos cubiertos a cabalidad por el venezolano.

Repasando el desfasado mercado de las Grandes Ligas con algunos jugadores sobre pagados de manera grosera ó sencillamente un excelente agente que logra colocar cifras inimaginables cuando revisas los números de un determinado jugador, viene la primera pregunta, ¿Se apresuró Salvador y su agente en amarrar un contrato que a primera vista pareciera ser muy barato para las cualidades del receptor?.

En un mercado con su nuevo contrato, donde coloca al careta venezolano en el puesto 28 dentro de los mejor pagado en las Grandes Ligas para este 2016 con US$2 millones y octavo si le agregamos los US$6 millones del bono por firmar para totalizar US$8 millones, lista que encabeza Buster Posey de los Gigantes de San Francisco con US$20 millones de un contrato por 9 años y US$164 millones, quien por cierto de 148 juegos en los que participó el año pasado, 42 los hizo en la inicial y hasta la fecha no suma un guante de oro en la posición, hoy por hoy sin duda el mejor catcher bateador en la MLB.

El segundo de la lista es Brian McCann de los Yankees de Nueva York percibiendo para este 2016 US$17 millones (5 años por US$85 millones), otro buen bateador y más experimentado que Posey con 11 años de servicio y 7 Juegos de Estrella, pero tampoco colecciona ningún guante de oro en la posición.

Siendo más acucioso para no pecar en solo números de bateo, la balanza les favorece un poco, no solo por el hecho de estar en dos de los equipos más ricos en la MLB, con la capacidad de honrar sueldos muy altos, a diferencia de Kansas City, pero tampoco podemos tapar el sol con un dedo, al chequear los porcentajes de fildeo muy similares los tres jugadores y los porcentajes de retirados en las almohadillas en intento de robo, siendo especialmente el último un poco más alto que el del careta venezolano que finalizó el año pasado con 31% (66/29) por 36% (39/22) de Posey y 36% (50/28) de McCann, siendo sin duda los número de McCann los más llamativos con 28 liquidados en intento de robo en 50 veces tras la conquista de la siguiente almohadilla.

Si bien dicen que las comparaciones son odiosas, el tercer receptor mejor pagado en la lista con un sueldo de US$15.8 millones es Matt Wieters de los Orioles de Baltimore, donde si podemos hacer un mejor análisis comparativo.  Wieters debutó en 2009 como Grande Liga, dos años antes que Pérez (2011) exhibiendo un promedio de bateo hasta la fecha de .258 con 100 jonrones y 371 impulsadas en 7 temporadas, mientras el valenciano tiene promedio de .279 con 65 jonrones y 279 impulsadas en 5 años.  Ambos tiene 3 Juegos de Estrella en su currículo y 2 Guantes de Oro para Matt por 3 de Salvador.

Al pasar a lo defensivo el porcentaje de fildeo es de .992 con 32% de retirados en intento de robo para el de los orioles de por vida por .993 y 32% del representante de Kansas City, mientras Wieters tiene 695 partidos recibiendo detrás del plato por 535 del venezolano, pero en los dos últimos años Matt solo ha participado en 77 juegos por 280 de Salvador como catcher.  Siendo las cifras tope para de Matt Wieters de 23 jonrones y 83 impulsadas en el año 2012, Salvador Pérez lograba 22 jonrones y 85 impulsadas en 2014.

Son muchas las comparaciones que podemos hacer entre ambos receptores y en lo único que vemos una gran diferencia es que Pérez este año logrará US$2 millones contra US$15.8 millones de Wieters, luego que el año pasado el careta venezolano se llevara las distinción del MVP en la Serie Mundial guiando y liderando a su equipo a lo largo del año a dicho campeonato, contra 101 partidos disputados las dos últimas campañas por parte del oropéndola que se limitó por lesión, pero aún así su agente Scott Boras se las ha arreglado en conseguir buenas cifras a su cliente, quien pasará el año que viene a la agencia libre y seguramente de colgar números similares a los ya nos tiene acostumbrados (NADA DEL OTRO MUNDO), seguramente asegurará un monto muy similar me atrevería a decir al de Russell Martin con Toronto de 5 años y US$82 Millones, números más acordes con lo que debió estampar el carabobeño, pero al final los dueños del negocio son los equipos.

Por cierto la lista de los mejores pagados continua con dos receptores muy defensivos como Russell Martin en el puesto 4 recibiendo este año US$15 millones y Yadier Molina de los Cardenales de San Luis quinto de la lista con US$14.2 millones.

En conclusión la suerte sin duda juega un factor fundamental en la mesa de negociación para muchos peloteros, pero no hay duda que la ruta de esa suerte va de la mano con equipos caros capaces de pagar las exigencias impuestas por un hábil negociador o agente, lo mediático que un determinado jugador pueda inclinar la balanza a su favor por la facilidad que le presenta a determinados equipos en poder recuperar y multiplicar lo invertido con la comercialización de su imagen, y por último colocar los números en el momento adecuado que le de esa poder de negociación a su agente con varios equipos.

Repasado todo esto, caben las preguntas. ¿Fue un precio justo con lo alto que está el mercado en jugadores que no tienen ni siquiera la mitad de la plus valía de Pérez? ¿Debió el venezolano fajarse en seguir colorado número importantes y probar suerte en la agencia libre? ¿Terminará por lo bajo de su precio a razón de números y aporte al equipo por parte de Salvador en un futuro vistiendo otra camiseta, al ser pieza apetecible de un cambio?¿O simplemente tendremos al primer pelotero franquicia de los Reales de Kansas City?.

Como siempre solo el tiempo dirá cual de tantas posibilidades que siempre ofrece el apasionante mundo del béisbol será, la que en definitiva favorecerá al MVP de Serie Mundial y tres veces guante de oro.

No hay comentarios

Dejar respuesta